Carta abierta a mis suscriptores.

Te dije que todo iba a cambiar.

Y aquí estamos, tú nervios@ pensando “qué estará tramando», «¿Qué será eso del camino?».

Y yo pensando:

«A ver como te lo digo, porque me voy a jugar mi negocio, es una apuesta fuerte, porque voy a apostarlo todo por ti«.

Literalmente.

Lo mejor, quitar la tirita de golpe.

Así que sin más, esta es mi carta abierta.

Cuando la palabra ayudar empieza a perder el significado.

Me paso los días apuntando nuevas formas de dar a cada uno de los que están en mi newsletter ideas.

Para generar contenido, para generar negocio, para optimizar su proyecto, herramientas y hacks mentales para hacer más fácil el camino que yo estoy recorriendo a los que vienen detrás.

No, no te voy a hablar de tus problemas, tus problemas ya los sabes tú.

No necesitas que nadie te diga lo mal que te hace sentir un bloqueo, o no conseguir clientes, o tener problemas de liquidez porque no sabes cómo cerrar una venta cuando se pone cuesta arriba.

Yo me siento igual.

Te voy a hablar de la solución progresiva y adaptada que he pensado para ti, pero también para quien no es como tú y que no quiero que se vaya hasta que llegue su momento.

Cuando la palabra ayudar empieza a perder el significado es el momento de redefinir cómo puedes ser de valor para quienes confían en ti.

Pero debes ser tú quien defina qué peso quieres que tenga nuestra relación en tu proyecto.

Tu decides tu K-mino.

No puedo ayudar a todo el mundo.

Me he dado cuenta de que algunas personas que están en esta lista necesitan mis servicios, y lo que peor me sienta es que al mismo tiempo la gran mayoría de esas personas que lo necesitan no se lo pueden permitir.

Eso no es justo.

Y me genera frustración (oh chorprecha!! samu también se ralla).

Y por mucho que hacía números y analizaba diferentes sistemas no daba con la solución.

Hasta ahora.

He conseguido definir un sistema que me permitirá de aquí a un par de meses (Enero 2023) cumplir con ese objetivo.

Democratizar mi conocimiento.

¿Eso qué significa?

Eso significa hacer un esfuerzo brutal por que todo el mundo tenga acceso a cómo yo haría las cosas si estuviera en su lugar.

Hacer qué cosas ¿cómo?

Básicamente, contarte lo que yo haría en tu lugar y lo que he aplicado en mi proyecto:

  • A nivel de estrategia.
  •  de negocio.
  • de mentalidad.
  • de organización.
  • de creación de contenido.
  • de precios.

Y no se me ocurre otra forma mejor que a través de la newsletter.

Por eso tiene que cambiar.

Fíjate.

Qué pasa con las newsletters.

No te tomo el pelo si te digo que estoy suscrito a más de 30 newsletters.

De márketing, de copywriting, de mentorías, de diferentes sectores, inmobiliarios, inversionistas…

Y da igual el sector y lo que vendan.

Esta es la conclusión a la que yo llego.

Hay mucha gente vendiendo a bulto, insultando a quién no le compra y llamándoles poco menos que ignorantes, y poca gente que se preocupe de verdad de personalizar la respuesta y la solución a los problemas de las personas que componen su lista.

Así que.

No se trata de cuántos emails envíe.

No se trata de cuánta gente tenga en mi lista.

No se trata de números.

Se trata de personas. Se trata de ti.

¿y ahora qué?

Para lograr ese objetivo que me he propuesto debo redirigir esfuerzos.

No tiene sentido que me esfuerce lo mismo por aquellas personas que solo abren algunos emails que por las que me necesitan y me abren cada día.

Hace poco Ricardo Olano me preguntaba:

 «..y entonces, ¿qué se puede hacer para personalizar lo que cada persona de una lista de newsletter necesita?

Te prometo que me tuve que morder la lengua, porque ya tenía esto en marcha, pero no era el momento de contarlo.

Pero a la conclusión que yo he llegado es que dentro de unos límites es posible y en teoría (ya veremos si es así en la práctica) sencillo si tienes un sistema.

La contestación es segmentar, y darle a cada uno un producto lo más próximo a sus necesidades.

Por eso.

Voy a dejar de escribir a esta lista 3 veces por semana.

Es una decisión en firme.

Quien se quede solo recibirá un email a la semana.

Sin audio.

Y será una newsletter breve, para leer en dos minutos o menos (o al menos lo intentaré).

Esto será así porque entiendo que quien se quede en esta lista no tiene demasiado tiempo, no lee todos mis emails y no está interesado en mi ayuda, mis servicios ni mis productos de momento y necesita más tiempo.

Honestidad brutal ante todo.

Soy realista, esto es medible, está medido y es así.

A mi no me molesta y no creo que a ti te moleste tampoco, porque creo que te hago un favor si eres de este grupo.

Sé que de las casi 300 personas que abrís los emails normalmente, no todos estáis aquí porque me necesitéis, 

Pero hay un pequeño grupo que sí.

Y la siguiente solución es para ellos.

el K-mino, es lo que tú eliges.

Si un email a la semana te sabe a poco…

…pero contratarme no es viable para ti, o  quieres seguir aprendiendo con los emails al mismo ritmo que ahora, lo primero es darte las GRACIAS.

Lo segundo es decirte que habrá OTRA lista.

Las plazas en esta lista son limitadas, pero no se donde estará el límite hasta que no eche a andar.

Lo que sí tengo claro es que cuando llegue el momento y no pueda absorber más trabajo se cerrará con quien esté dentro y solo se podrá acceder si hay bajas.

Esta lista es perfecta para ti si te sientes diferente y no necesitas que te cojan de la mano a cada paso, sino simplemente saber que estoy ahí.

Un K-mino diferente, que es el que tu eliges recorrer teniéndome a mí cerca.

qué habrá dentro...

Recibirás tres emails semanales con los audios, como los que ya he empezado a enviar.

Con anotaciones en cada email como la que has visto este Viernes 14.

Y con un infoproducto de regalo, que dependerá del momento de la suscripción.

Puede ser uno de los nuevos que estoy preparando, o una plantilla de refuerzo para alguno de los módulos del NOCURSO (NUNCA será el NOCURSO ni sus bloques principales).

Y la posibilidad de que me hagas alguna pregunta ocasional por correo de algún email como has hecho hasta ahora*.

*OJO, no es un servicio de soporte, solamente seguiré manteniendo correspondencia, pero sin compromiso por ninguna de las partes, ni de que tú me preguntes, ni yo de responder si no tengo tiempo.

tu K-mino, pero juntos.

¿Puede que haya gente que necesite más?

Sí, la hay, de hecho he hablado con muchos de ellos y la mayoría me dicen lo mismo.

«No puedo pagar tus tarifas».

Esa frase, que he oído tantas veces durante los últimos tres años es lo que me ha movido a hacer esto.

Si alguna vez has pensado, «cómo me molaría contratar a este tío», esto es totalmente para ti.

Una tercera lista, pero esta tercera lista estará limitada  a 100 personas (y lo siento pero por mis circunstancias y lo que quiero ofrecerte no tendría tiempo para atender a más, lo vas a entender enseguida).

Misma frecuencia que ahora, Lunes, Miércoles y Viernes, excepto fines de semana y festivos.

Cada email con una idea de negocio, un tip, un truco, una experiencia igual que hasta ahora, pero con explicación completa de por qué te escribo eso, por qué uso una frase o una palabra, cómo he llegado a una conclusión, en cada email verás lo que hay detrás.

Dispondrás de audios ampliados, en los que te contaré algo más y te servirán para repasar lo aprendido.

Este K-mino incluirá acceso al circulo de twitter de «El K-mino», donde compartiré tweets e información en privado con los miembros de esta lista.

Y dispondrás de soporte a mi manera.

Una sesión en directo de zoom CADA MES donde podrás preguntarme las dudas que te hayan generado los emails. 

Será una sesión directa conmigo en grupo donde no solo contestaré tus preguntas sino la del resto de personas que hayan mandado dudas y preguntas.

Si has estado esperando una señal para avanzar en tu proyecto, deja de esperar señales y avanza, al menos ahora no estarás solo.

Tenerme en tu equipo nunca será más barato.

¿Qué implicaría para tu negocio tener mi asesoramiento durante un año?

Piensa que significaría tenerme a tu lado dándote consejos e ideas cada mes para mejorar tu creación de contenidos, tu estrategia, tu storytelling y el copy de tu proyecto.

Pero además tener la oportunidad de participar en asesoramiento con grupos pequeños (max 25 personas) donde trataremos las dudas de todos en una o dos sesiones semanales (según disponibilidad).

Además recibirás la grabación de todos los directos que se realicen, hayas asistido o no (si se llena el cupo recibirás hasta 1 a la semana).

 

¿y ahora qué?

Ahora espero a que tú me digas cuál es tu sitio.

Porque todo esto empieza el día uno de Enero, pero hasta entonces vas a poder ir probando de forma totalmente gratuita el sistema que más te guste.

Sí, durante todo el mes de Noviembre realizaré los ajustes en las listas y durante Diciembre será GRATIS.

Y si el 1 de Enero quieres quedarte, solo tendrás que sacar tu osmio cristalizado y pagar (sí, acepto osmio cristalizado como parte del pago).

Sólo una cosa.

Como soy honrado y voy a hacer un gran esfuerzo para llevar a cabo este proyecto, es imprescindible que seas honest@ conmigo.

¿En qué sentido?

Si crees que tu sitio es el gratuito, no entres en los de pago, porque creo que ya me conoces, y aquí solo se puede hacer UPGRADE, solo se puede mejorar y crecer, no hay downgrade en este sistema durante la fase gratuita, y si escoges la parte de pago para llevarte un mes de «el K-mino» por la cara y decides no quedarte en enero saldrás de las tres listas.

Así que es preferible que empieces por la parte gratis, si tienes muy claro que quieres un poco más (ya sabes como son los audios y los emails explicados) que optes a la segunda lista, y solo si estás muy segur@ de que lo que quieres es el acompañamiento anual te suscribas a la tercera lista.

Tienes dos meses para valorarlo, así que toma una decisión honesta y meditada.

como acceder

Muy sencillo, en esta fase gratuita tendrás un enlace en los próximos emails para acceder a las tres listas.

Una vez llegue el 1 / 1 / 23 tendrás que confirmar tu suscripción con el pago en la modalidad que elijas.

Si no estás dentro de ninguna de estas newsletter puedes acceder a la parte gratuita registrando tu email profesional aquí debajo.