Estoy escribiendo esta página sobre aumentar el ROI a las 0:00 de una fría noche de Marzo.

Si lo hago, es porque es importante.

Es uno de los indicadores de que tu comunicación funciona.

Y está muy en línea con lo que me ha pasado hoy.

Lleva toda la semana lloviendo, y encima esta mañana me ha tocado ir al vampiro.

Sí, los sigo llamando así.

Hace dos meses me puse en manos de una endocrina porque me encontraba mal, el sobrepeso y un estilo de vida sedentario empezaban a hacer mella en mi salud.

Me pidió que fuera al “vampiro” y que le llevara los resultados.

El colesterol y los triglicéridos por las nubes.

Así que me dió dos opciones, tocaba ponerse las pilas o medicarse.

Basicamente.

O corres o mueres (algo que sirve también si quieres huir de un vampiro).

O si tu estrategia de comunicación es inexistente y te está costando pasta.

En mi caso, si puedo evitarlo, paso de pastillas.

Mi lema siempre ha sido menos pastillas, más zapatillas.

Así que preferí la opción de ejercicio y dieta estricta.

Después de dos meses controlando la dieta, haciendo deporte, he perdido 7 kilos aproximadamente (de los 20 que me sobran).

Pero ahora que tengo que volver a ir a revisión, primero toca volver al “vampiro”.

Y de este no me puedo librar por mucho que corra.

Tengo que reconocer que estoy un pelín inquieto por si se nota la cerveza del domingo.

Los vampiros saben si haces trampas, porque analizan tu sangre.

Y cuando leen los números saben si les has intentado engañar.

Vale, reconozco que la dieta estricta la llevo un poco mal.

Pero intento compensarlo haciendo más deporte.

Si funciona o no, no lo sabremos hasta que veamos los números.

Porque al  final se trata de una sola cosa.

Analizar.

Medir tus resultados.

Porque no es lo mismo tener anemia, que diabetes o colesterol.

Los tratamientos son diferentes, las medidas también.

Y con tu estrategia de comunicación pasa lo mismo.

Si no analizas.

Si no mides.

No sabrás lo que está mal.

No podrás aumentar el ROI.

Si lo que quieres es tener datos que te digan si lo estás haciendo bien o no debes analizar tu negocio.

Cualquiera puede mentir, o sea, puedes intentar hacer trampas, como yo con mi endocrina.

Pero los números no mienten y cuando los analicemos tendré muchos datos que nos permitan definir tu plan.

Una estrategia de comunicación analítica que te haga generar negocio.

Porque si tú ya mides, lo que necesitas es que te ayude a definir mejor tu estrategia para ganar más pasta, ¿no?