Palmar pasta modo Disney.

Hacía poco que Disney había comprado Miramax, una productora con varios proyectos en marcha.

Uno de ellos lo dirigía Peter Jackson, que se encontraba preparando el rodaje de la primera parte de una película basada en una obra de fantasía.

Al ser un proyecto de gran envergadura los problemas de financiación no tardaron en llegar.

El encargado de la pasta de Miramax se reunió con el encargado de la pasta de Disney rápidamente para solicitar apoyo económico.

“Oye Disney, esto se nos ha ido de las manos pero está quedando muy chulo”.

“Ya te he dicho que no pongo ni una chapa más, Miramax”.

“Pero que cuando salga la peli lo va a petar”.

“¿Y si no? Ya me he gastado mucha pasta con otros y la he perdido, no me arriesgo más”.

Así que como no pudieron conseguir la financiación Miramax se vió obligada a ceder los derechos.

Entre todo ese fango se coló en la jugada New Line.

El tío de la pasta de New Line habló con el tío de la pasta de Miramax.

“Yo te doy la pasta, pero quiero algo a cambio”

“Lo que quieras”

El tío de la pasta de New Line  pagó 10 millones de dólares por los derechos de El Señor de los Anillos y Disney se quedó fuera.

El trato incluía parte de los beneficios de la propia Miramax.

Aún suena el eco del porrazo de Disney.

La trilogía recaudó más de 2.900 millones de dólares.

A día de hoy, “El retorno del Rey» es una de las pelis más vistas de la historia.

El batacazo fue de tales dimensiones que ahora mismo Amazon Prime va a estrenar la historia de cómo ocurrió, con un presupuesto de más de 100 millones de euros.

A veces somos miopes.

Otras veces no somos capaces de ver un negocio aunque lo tengamos delante.

Tengo una newsletter en la cual puedes encontrar contenido como este.

No suelo regalar nada para que te suscribas, pero si la lees cada día encuentras muchas historias entretenidas que pueden generar ideas de negocio.

Y además te quita la venda de los ojos de golpe.

La newsletter que debieron haber leído los de Disney.