Aunque te suene de la peli “Piratas del Caribe” lo cierto es que Edward Teach fue un temido pirata tan real como el miedo que le tenían.

Te cuento qué tiene que ver eso con la tasa de apertura de tu email márketing.

Lo que lo hacía tan peligroso y temido no eran los 40 cañones del “Venganza de la Reina Anna”, su barco.

Lo que lo hacía peligrosamente mortal era su inteligencia.

Teach era un tipo muy listo.

Medía 1.90m. y era un tío corpulento que impresionaba sólo con verlo.

Su barba le hacía inconfundible entre el enemigo, por lo que le apodaron “Barbanegra” (ahora ya le has puesto cara).

Pero lo que hacía que todos le temieran era la puesta en escena.

¡Al loro con esto!

Barbanegra cogía varias mechas lentas, de las de poner en los cañones.

Básicamente cuerdas impregnadas en pólvora.

Después las colocaba estratégicamente en diferentes pliegues de su sombrero.

Al momento de comenzar el abordaje las encendía causando que su cara, barba y hombros parecieran surgir de una nube de humo negro.

El pirata del infierno.

Imagina la primera visión de cualquier tripulante del barco contrario.

Teach saltando desde su barco al abordaje, con varias pistolas en su cinturón (dicen que llevaba hasta 6), y humeando como si llegara del mismísimo averno.

Un espectáculo.

Si alguien así te señala con su sable y te dice que saltes al mar lleno de tiburones, saltas.

Si te dice que le compres un loro, se lo compras.

O que abras un email.

Yo lo abriría.

Barbanegra usaba la puesta en escena.

Porque era un estratega.

De hecho, era de los pocos piratas de la época que sabía leer y escribir.

Y hasta en una ocasión saqueó el puerto de Charleston solamente para conseguir medicinas.

Desde luego sabía lo que hacía.

Para comunicar en tu email marketing también puedes tirar de puesta en escena para ser fácilmente identificable.

Inconfundible.

Ineludible.

Ofrecer un beneficio: Obedece y no tendrás que saltar al mar.

Usar técnicas de persuasión: Si me compras un loro vivirás.

Y desde ahí construir todo un email espectacular.

Con un título que diga: Bienvenido a «La venganza de la reina Anna».

Y un método que te ayude a crear titulares y asuntos para email márketing bien definido.

Con una estrategia de comunicación que no asuste (o sí), a tus posibles victimas clientes.

Para hacerlo solo necesitas una cosa.