imagen-de-marca

¿Por qué debes cambiar tu imagen de marca?

Debes cambiar tu imagen de marca si no te sientes identificado con ella, o si te representaba, pero en tu camino, en tus proyectos has evolucionado como profesional o persona y ahora sientes que se te ha quedado corta.

O quizá tu imagen de marca ya no te representa. Eso pasa cuando creces.

También me ha pasado a mi.

Por eso te voy a contar mi proceso, esperando que te sirva en tu evolución o crecimiento.

Esta semana he realizado un ejercicio que me ha llevado a cambiar mi imagen de marca.

Con tres preguntas sencillas de hacer pero profundas de contestar he definido lo que quiero transmitir.

¿Quién soy?

Va más allá de qué soy, puedo ser copywriter, pero también un montón de cosas más.

Puedo ser un mal padre, un buen marido, un gran hijo, un mediocre hermano, un excelente copywriter y un nefasto escritor.

Todo eso a la vez, y sin desmerecer una cosa ni otra. Pero ninguna define quien soy.

Sin embargo todo eso tiene impacto en mi imagen de marca. Y debo saber que quiero mostrar, y hasta donde.

#soysamukortajarena

¿Cómo soy?

Qué me identifica, no que es lo que quiero transmitir a mis clientes, sino como soy yo de verdad, por dentro.

Es la esencia de la imagen de marca.

Para eso he realizado un ejercicio, he definido mis extremos, los que mas impacto tienen en mi personalidad y que por lo tanto tienen (o deberían), efecto en la imagen de marca que quiero transmitir.

Me siento cómodo en la ironía y el sarcasmo, soy egotista, me preocupo sinceramente por los demás, acumulo ira, amor.

¿Puedes sentirte cómodo con todo y nada al mismo tiempo y aún así no tener claro qué te identifica?

Ya te digo yo que si, es parte de evolucionar.

#zonadecrecimiento

¿Para qué?

Para qué escribo. 

No se trata de preguntarse ¿Por qué?

NO quiero buscar las razones en esta búsqueda. 

Sino los propósitos.

Son los propósitos los que definirán la parte de tu imagen de marca que identifica tu objetivo.

Tengo que trabajar para vivir, para pagar facturas, para sentirme útil, todo eso son porqués.

Pero escribo para aportar una visión diferente, para conectar emociones con personas, para mejorar un poco la vida de alguien.

Para liarla parda, y eso se tiene que notar.

#soycopywriter

¿Qué implica un cambio de imagen de marca personal?

Cambiar tu imagen de marca no significa cambiar tus colores siempre y cuando te identifiquen.

En mi caso, negro y rojo, en eso no cambio.

Son colores con los que me siento cómodo, son parte de mi #colordevoz.

El negro se asocia con la elegancia, con la sobriedad, y también con el «lado oscuro».

El rojo con lo pasional.

La ira, el amor, la sangre.

Nada define tu marca más que la sangre.

Hay que estar sobrio para defender una opinión impopular y no caer en el río que te lleve al mar.

No soy un salmón. Pero de eso ya te hablaré otro día.

Hay que ser elegante para dejar pasar improperios e insultos, pero no va conmigo y ahí sale mi lado oscuro, el que está harto de «haters» y tiene ganas de lío.

Eso sí me define. ¿La elegancia? NO, las ganas de lío.

Y para contestar a esos «odiadores del crecimiento ajeno» sin usar improperios, soeces de bárbaros sin conocimiento personal, incapaces de alegrarse por el bien ajeno, y que se revuelcan cual cerdos en barro disfrutando sólo de las desgracias.

Valientes cobardes.

Hay que escribir con sangre, sudor y lágrimas, y ser capaz de clavar la pluma en la vena con fuerza para llenarla de tinta roja.

Hay que amar lo que escribes.

Y escribir sin miedo a que te arañen la piel.

Y de eso se trata.

De escribir más. Y dar la cara.

#aportaoaparta

¿Ha cambiado tu imagen?

Mi nueva imagen de marca.

Según crezco profesionalmente, y aprendo de otros expertos de quienes me rodeo cada vez tengo más claro…

…donde sí quiero y donde no me interesa estar.

…a quien quiero ayudar, y a quien no puedo ayudar.

…cual es mi color de voz.

…porque me cuesta sentirme identificado con una etiqueta.

…qué objetivos me motivan.

Y todo eso a día de hoy ya es mucho. Es un cambio de imagen, y responde a la propia visión que tengo yo, a nivel personal sobre mí mismo, porque yo me veo diferente a como me veía hace dos años, un año, incluso hace 3 meses.

Si tienes en tu cabeza una imagen nueva, escribe hasta que salga, ponle vida, dale aliento pero no la sueltes al mundo antes de estar listo para que el mundo la rechace (créeme, alguien la rechazará, no somos del agrado de todo el mundo).

Pero pero sería que acabaras por rechazarla tú, eso sería traicionarte.

#fueradetuzonadeconfort 

imagen-de-marca-nueva

¿Han cambiado tus valores?

Algo disruptivo es algo que se sale de la norma.

Fuera de los límites.

De la zona de confort.

De lo establecido.

En márketing, los «gurús» se pasan el día diciendo que debes ser diferente para triunfar.

Mientras ellos, hacen todos lo mismo. Imágenes de marca clonadas al punto y coma, todos dicen lo mismo, todas las webs son iguales, mismos funnels, mismos hacks.

Déjame que te copie, cambiando una a por una e, un amarillo por un verde. Y ya tengo imagen de marca.

Pero no me pidas hacer algo nuevo.

Porque lo nuevo no funciona.

La sociedad es cíclica.

Acaba flipando siempre con lo mismo.

El disruptivo es inconformista por naturaleza, pero fiel a sus principios y su esencia.

No cuentan con el valor añadido que aporta el disruptivo, su imagen de marca también tiene valores, cree en su trabajo, en su pasión, en su derecho a decidir con quién trabaja y con quien NO, en rechazar un cliente por no encajar con su filosofía (la del cliente por supuesto), en dejarse la piel por lo que ama.

En proteger su imagen. En proteger su marca. En proteger su esencia.

Solo que lo hace sin necesidad de aplausos, ni reconocimiento.

El disruptivo no busca el like, ni el follow, le da igual que guardes su contenido o que lo compartas, si lo haces, debe ser porque te aporte algo a TI.

No es un «Vive y deja vivir».

Es un «Vive y ayuda a vivir».

No es un «No hagas a los demás lo que no quieras que te hagan».

Es un «Trata a los demás como te gustaría que te trataran a ti.»

Es una acción positiva, una cadena de favores, una acción que podría mover el mundo.

Por desgracia, hay pocos disruptivos.

Por mi parte si quieres conocer una comunidad de disruptivos te recomiendo que sigas a Marina Miller y su espabilismofreelance.

#soydisruptivo.

¿Te interesa cambiar tu imagen?

Pues probablemente si te lo estás planteando ya sabes la respuesta.

Nadie que esté a gusto con su imagen de marca debería plantearse cambios tan solo por el hecho de vender más.

Si no eres fiel a ti mismo, ¿Cómo lo vas a ser a tus clientes?

Tendrás que hacer todo el viaje tú solo.

Eso sí, cuando lo hayas recorrido, si quieres que te ayude a poner voz a tu nueva imagen dímelo.

Eso es lo mío.