Una de las primeras cosas que he aprendido en estos dos meses que llevo escribiendo esta newsletter es que da igual de lo que quieras hablar.

Esta semana he comprado una formación de un copywriter norteamericano (sí, que no te extrañe, sigo formándome).

Se que la forma de escribir de los americanos no tiene nada que ver con la nuestra, que nuestros clientes tampoco son los de ellos, ellos son de copy largo, aquí el copy largo no está tan implantado.

La gente no lee.

(Sal de la caja).

Porque aquí estás tú.

Y tú lees esta newsletter.

Si eres de los que llevas aquí desde el principio te diré que has leído en dos meses aproximadamente unas 20.000 palabras, más de 100.000 caracteres.

Ojo.

Que a partir de 45.000 palabras se considera una novela

La media de mis emails esta por encima de 500, y algunos de los que mejor han funcionado tienen más de 700 (y 900) palabras.

Así que es posible que en este blog hayas leído mucho más aún.

O sea, que hay un tipo de profesional al que le gusta leer.

Pero lo que lee debe cumplir con un requisito.

Que le interese al que lee.

¿Y cómo conseguir que lean tus emails?

Pues fíjate, hay tres piezas imprescindibles para que lean tus emails. 

Y una cuarta que además puede hacer que se disparen tus ventas.

Verás qué sencillo es.

En este email los puedes ver.

El primero es que conozcan quien les manda el email. 

Si me conoces y sabes que tipo de contenido te mando, me leerás porque soy de confianza (si estás en mi newsletter, GRACIAS).

El segundo, es redactar un asunto que llame la atención. 

“Me he roto la pierna por 14 sitios y te lo voy a contar todo!”  es un asunto que llama la atención, y puede hacer que abras el email. 

¿Cómo conseguir aumentar la tasa de apertura de tus emails? También está bien.

Las 4 esquinas que sostienen el email márketing.

Bueno.

Pero esto es lo que he comprobado durante los dos meses que llevas leyendo mis emails (puede que algo menos).

La gente abre algunos emails no solo porque los mando yo, sino porque el título les ha llamado la atención.

El que más tasa de apertura ha tenido.

Ese me puedo apostar contigo lo que quieras a que casi seguro que no lo has leido.

El asunto era: ¿Quieres acostarte conmigo?

¿La tasa de apertura? Casi un 70%.

Y dirás, ¿cómo puede ser que si lo abrió un 70% yo no lo haya leído?

Primero, porque si estás aquí quiere decir que antes de apuntarte a mi newsletter estás probando la mandanguita.

Segundo, porque lo mandé a un grupo escogido por unas características concretas.

Por eso estoy casi seguro de que no lo has leído.

Y retomamos el tema (recuerda que estamos hablando de cómo conseguir que tus emails tengan más aperturas y más engagement).

El tercer requisito para que lo lean es: Lo que dices.

Si consigues que abran tu email ahora te enfrentas a uno de los mayores desafíos: contar algo que  realmente interesa a quien te lee.

Pero recuerda, le tiene que interesar a él.

No a ti.

Por ejemplo, a mi me gustaría hablarte de que en Agosto….

Pero hoy te estoy hablando de como mejorar la tasa de apertura y de conversión de tus emails.

Por cierto, usar el Storytelling funciona muy bien.

Yo uso las historias de vez en cuando.

Aunque llevo unos días con emails mas de guerrilla, que puedes poner en práctica ahora mismo.

Y si me dices, ya samu, pero es que yo no tengo una newsletter.

Pues, dos cosas, si quieres vender deberías tenerla.

Y si no quieres tenerla piensa que estos mismos consejos que te he dado puedes usarlos para tus post, tus anuncios, tu blog, etc.

La cuarta pieza de esta base es la que puede hacer que se dispare la venta.

Tu CTA.

La llamada a la acción.

¿Qué debe incluir?

¿Cuántos CTA debes incluir en un email?

¿Qué longitud debe tener?

Te lo cuento en el próximo post del blog, que se me está quedando largo.

Te mando un abrazako.

samu.

P.D: Por cierto, estoy preparando con muchas ganas el contenido que voy a incluir en Septiembre, pero ya puedes acceder por separado al módulo de LinkedIn y si te lo llevas low cost te regalo el upgrade en septiembre.

Se llama «Métele el turbo a tu marca profesional en LinkedIn y véndete sin descuentos», y estoy muy orgulloso de él.

P.D.2 : La pierna bien, gracias.

P.D.3: Antes de leer esta postdata habías leído mas de 730 palabras. Ahora 742. Mejor no sigas leyendo, porque ya llevas más de 750 y no te estoy diciendo nada de valor. En serio. Déjalo ya.

Doble abrazako.